VOCES Y RITMOS DEL CARIBE

Un homenaje sencillo a través de la maravilla de Internet a los grandes hacedores de la buena música del caribe...Espíritu, esencia y abolengo musical de nuestros pueblos.

PUBLICIDAD

jueves, 9 de mayo de 2013

"Salsa es un invento, esto es música de Cuba": Eddy Zervigón


“Nosotros tocamos música cubana y música de Nueva York”, respondió tajantemente, pero pleno de afectuosidad, el maestro Eddy Zervigón, flautista y director de la Orquesta Broadway, cuando le preguntamos qué clase de música interpretaba su agrupación.

“Eso de salsa es un invento del locutor venezolano Phidias Danilo Escalona –agregó el músico, corista, compositor y arreglista cubano-. Yo nunca le he dado la denominación de salsa a lo que toco y he grabado”.

Eddy Zervigón estuvo la semana pasada en Barranquilla procedente de Nueva York, su lugar de residencia. Vino a recibir el Congo de Oro que ganó con la Broadway en el Festival de Orquestas realizado el 11 de febrero de este año.

Con él dialogamos durante casi una hora en el apartamento de una hermana de su esposa barranquillera Nancy, en el norte de la ciudad.


Nos dijo que su apellido, Zervigón, es originario de La Coruña (España). “El apellido se escribe con C, lo que pasó fue que el primer Cervigón que emigró a América se equivocó y cambió la C por la Z. Por eso es que mi apellido es Zervigón”, agregó entre risas.

LA ENTREVISTA


¿Qué significado tiene este Congo de Oro en su estante de trofeos?
Un inmenso honor. En nuestros 50 años de carrera que cumplimos el año pasado, y que todavía estamos celebrando, tenemos tres reconocimientos que apreciamos sobremanera: uno que obtuvimos en 1982, en La Feria de Cali, como la mejor orquesta; otro que nos dieron en 2011 en Mónaco, y este Congo de Oro de 2013. Por eso interrumpí mis labores en Nueva York para venir a recibirlo.


¿Cómo se dio eso de interpretar en el Festival el tema ‘Tico Noguera’, de Pacho Galán?
En Nueva York nuestro amigo Néstor Emiro Gómez me llevó un recado del señor Miguel Char, pidiéndome que montáramos dos temas colombianos: ‘Tico Noguera’ y ‘Las caleñas’, y que los cantáramos acá en el Carnaval. Escuchamos con detenimiento las dos canciones, y la verdad es que nos gustaron muchísimo por su cadencia. ‘Tico Noguera’ lo acomodamos a nuestro estilo y lo interpretamos en el Festival de Orquestas. Los arreglos los hizo nuestro pianista, el caleño Pablo Mayor.


¿Háblenos de sus orígenes?
Nací el 7 de agosto de 1940 en Güines, una pequeña ciudad bordeada por el Río Mayabeque, situada a 30 kilómetros al sur de La Habana. Soy jimagua, con Ruddy, lo que acá es equivalente a hermano mellizo. Ruddy, que es violinista, fundó conmigo la Broadway. Nuestros padres se llamaron Pedro, que era dentista, y Carmen Ayala, maestra de piano. Estudié Meteorología y me gradué en la Universidad. Por esa época, mediados de los 50, la música la tenía por hobby. Yo era admirador de José Fajardo, de Richard Egües y de Rolando Lozano.


¿Cómo aprendió a tocar la flauta?
Mi amor por la música empezó desde pequeño, escuchando en Radio Progreso la música de la Orquesta Aragón. El primer instrumento que aprendí a tocar fue la trompeta, pero me incliné por la flauta porque era un instrumento más ligero. La primera flauta que tuve se la compré a un músico güinero llamado Orlando Batista. Richard Egües me dijo que dijo que mi futuro, en la música, estaba en la ejecución de ese instrumento, y su padre, Eduardo, fue quien me enseñó el método avanzado de la flauta.


¿Qué recuerdos conserva de su época de músico en Cuba?
Toqué durante algún tiempo con una agrupación llamada Ritmo Oriental, allá en Güines. También trabajé con Dagoberto González, que fue violinista de la Aragón. Siempre ejecuté la flauta.


¿Por qué decidió salir de Cuba?
No fue por nada político. Simplemente quería buscar nuevos horizontes. Salí con mi hermano Ruddy, el 5 de abril de 1962, y llegamos a Miami. Ahí trabajamos con algunos músicos cubanos antes de marcharnos, en el mes de julio, a Nueva York.


¿Con qué músicos se encontró en Nueva York?
Tuvimos la fortuna de encontrarnos con Arsenio Rodríguez, con Lou Pérez, con Alfredo Valdés y con Johnny Pacheco. Con todos ellos trabajamos.


¿Cómo surge la Orquesta Broadway?
Con un grupo de amigos, entre los que estaban mis hermanos Ruddy y Kevin, y Roberto Torres, entre otros, visitamos a Catalino Rolón, empresario del Palladium Ballroom. Le manifestamos nuestro interés de crear una charanga. Le tocamos, y a él le gustó. La pregunta de rigor fue: ¡Ajá!, y ¿cómo se llaman? Roberto Torres dijo que no teníamos nombre, pero que podíamos ser la Charanga Güines. Rolón lo rechazó en el acto y nos preguntó que de dónde vivíamos. Le respondimos que en la 135, en Broadway. Catalino respondió: “Bueno, ahí está el nombre. Ustedes se llaman la Orquesta Broadway”. Así nació nuestra agrupación. Era octubre de 1962.


¿Quiénes fueron los primeros integrantes de la Orquesta Broadway?
Rudy Zervigón y Abraham Norman en los violines; Héctor Zeno en los timbales, Johnny Palomo en la conga, Mike Martínez en el güiro, David Herscher en el bajo, Kevin Zervigón en el piano; Ira Herscher en el piano y el tres; Roberto Torres y Edmundo Koppe, vocalistas, y yo en la flauta y en la dirección.


¿Qué nos puede decir de ‘Isla del Encanto’, uno de los temas más bellos de su repertorio?
Esa canción es de autoría del puertorriqueño Eugenio Hernández, quien la cantó y la grabó con nosotros. En los estudios le metimos mano y se agregaron cositas. La voz prima de la Broadway fue la de Felo Barrios, pero en ‘Isla del encanto’ prevalece la de Eugenio Hernández. El tema salió en 1977 en el LP ‘Pasaporte’, producido por Barry Rogers. En los coros, en la parte que dice ‘lo le lo lay”, participa Andrea Brachfeld, quien después reemplazaría a Karen Joseph en La Charanga 76. A ‘Isla del Encanto’ yo no le tenía fe, pero al salir no solo se convirtió en el gran éxito del elepé, sino en uno de nuestros temas banderas de todos los tiempos.


¿Qué proyectos tiene para cerrar el ciclo de la celebración de los 50 años de la Broadway?
Es una buena pregunta. Nosotros cumplimos el año pasado los 50 años de carrera musical, pero aún estamos celebrando. Tenemos proyectada la publicación de un álbum con dos CD en los que incluiremos ‘Tico Noguera’ y ‘Las caleñas’. ¡Será un batatazo!


Nancy, memoria y amor del Maestro
“Nos conocimos hace 15 años en Nueva York, y no fue propiamente en una fiesta”, dice Nancy García, la esposa de Eddy Zervigón. “Ella es barranquillera y es mi memoria. Hay muchas cosas que he olvidado, pero ella me las recuerda de inmediato”, señala Eddy Zervigón. La pareja no tiene hijos. “Nancy es mi complemento ideal”. Eddy Zervigón tiene 2 hijos de su primer matrimonio.


Por Roberto Llanos y Fausto Pérez

Al Día Barranquilla

No hay comentarios: